Velma Kelly

12 Feb

Dueño: Ashley | Imagen: Christina Aguilera | Edad: 24 años | Ocupación: Asesina a sueldo

Velma Kelly nació en South Haven, un pequeño pueblo de Texas el 18 de diciembre de 1984. Velma, como se la conoce, era la pequeña de cinco hermanos, todos varones. Su padre era granjero y su madre una camarera mediocre de un restaurante de comida rápida situado en la carretera para transportistas y gente de paso. El dinero nunca abundó en sus bolsillos.
Vivía en una casa vieja y de no muy grandes dimensiones para todos los que habitaban en ella, con falta de espacio e intimidad.

Desde muy pequeña fue testigo de los abusos de la vida. Habitualmente su padre regresaba tarde a casa, apestando a cerveza y tambaleándose. Con gran agresividad comenzaba a dar ordenes y lamentarse de su injusta vida. Esto, normalmente, desencadenaban conflictos con sus hermanos y madre a los cuales acababa pegando violentamente entre llantos y gritos. Velma le odiaba. Pero era su padre.

Su madre no era mejor ejemplo. Velma, innumerables veces presenció como desconocidos la visitaban, y posteriormente su dormitorio, cuando el resto de la familia no estaba en casa. Al principio su inocencia la hacían incomprender quienes eran y que pretendían, pero con la edad descubrió lo que realmente sucedía.

Los años pasaban y Velma se iba haciendo mayor en un ambiente insostenible. Poco a poco ella y sus hermanos fueron alejándose de esa bomba de relojería en la que se había convertido su familia.

Johnny, el mayor, cayo de lleno en las drogas. Pronto empezó a traficar con ellas y a malvivir gastando el dinero. Poco tiempo después, cuando Velma cumplía los doce años, su hermano Ryan se alisto en el ejército y se marcho de aquel horrible pueblo para empezar una nueva vida lejos del infernal Texas. Su ausencia descarriló más a la familia y pasados dos años se recibía una nueva noticia, Danni, el otro hermano, había dejado a una chica menor del pueblo embarazada y debía acarrear con la responsabilidad de ser padre, irse a vivir con ella y sus padres, y trabajar duro para poder mantener a su nueva familia.

Velma al fin entró en el instituto. Pero la vida no mejoró en absoluto. La popularidad de su familia la había marcado lo suficiente para hacer de ella una proscrita en el mundo estudiantil. Apenas tenia amigos y hasta lograrse cierto respeto, fue blanco de crueldades de otras compañeras de mejor reputación.
Haber crecido rodeada de chicos influía considerablemente en su manera de ser. La falta de una figura materna digna no pasaba desapercibida. Fue por iniciativa de Ryan, que Velma entró a formar parte de un gimnasio dedicado a la lucha cuerpo a cuerpo. Allí aprendió artes marciales, y empezó a dar sus primeros pinitos en el boxeo. Pero era mujer, y estaba en Texas, por lo que apenas existía la posibilidad de una trayectoria profesional. Cabe mencionar que en dicho gimnasio, Velma siguió relacionándose con hombres, siempre mayores, viviendo al margen completo de la gente de su edad.

Se creó entonces una fachada de mal carácter, violenta, amenazante y misteriosa, impidiendo definitivamente que nadie se aventurara a conocerla en profundidad. Solo Tyler Walls, por casualidades del destino, tubo el privilegio, convirtiéndose en su primer amor.

Pero la vida de Velma ya estaba en caída libre y nada podía salvarla. Chris, el más pequeño después de ella. Su hermano mas adorado, frágil y dulce, desapareció de la noche a la mañana. Nadie volvió a saber de él. Este fortuito acontecimiento acabó de desmoronar a la familia y con tan solo 16 años contempló como su padre, borracho como una cuba, regresaba a casa, cogía su pistola y apuntando a la cabeza de su madre, le arrebataba la vida. Luego se la quitaba a si mismo.
Velma sufrió un tremendo shock psicológico. Estuvo en tratamiento durante prácticamente un año hasta poder recuperar el habla.
A partir de ese momento, su hermano Johnny se hizo cargo de ella, acogiéndola bajo su brazo protector, enriqueciendo sus vidas con dinero negro, y incontables chanchullos ilegales.

Un día Johnny se vio en un tremendo lió del cual solo podía salir airoso matando a su enemigo. Pero sabía que carecía de valor para ello. Y acudió a la cita dispuesto a solucionar el problema con un generoso trato.
Pero Velma, que jamás fue estúpida, metida tan en el ajo como su hermano, sabía que había gato encerrado en el asunto. Así que acudió con Johnny a la cita con una pistola escondida bajo su chaqueta, por si acaso.
Poco lamentó estar en lo cierto, ya que el trato fue roto y vio como uno de los mafiosos apuntaba con un arma a la cabeza de Johnny. No estaba dispuesta a sufrir otra pérdida, y con un movimiento veloz, saltando sobre el capo de un coche, dio cinco disparos, cada uno directo a la cabeza de sus enemigos. Su hermano quedó boquiabierto. Velma había llevado a cabo por primera vez su primer asesinato. Y los mas extraño, es que no se sintió mal por ello.

Ahora los dos hermanos debían huir. No podían permanecer en aquella zona o serían sospechosos de múltiple asesinato, lo que suponía la pena capital en ese estado. Cogieron el maletín cargado de cocaína, cogieron la bolsa cargada de dinero en efectivo, subieron al coche, y tomaron la carretera, dirección Nueva York.

En New York las cosas empezaron a ser más fáciles. Con el dinero ganado Johnny montó un estupendo bar ubicado en Manhattan, que a medida que iba aportando dinero, se convirtió en un club nocturno donde por la noche se ofrecían numerosos espectáculos, y se administraba y distribuía parte de la droga que entraba en el mercado de la ciudad. También se llevaban a cabo otra clase de negocios ilegales. Por ello, Johnny contrato muchos matones que aseguraban el buen funcionamiento de su empresa.

Para Velma ese múltiple asesinato solo fue el principio de una larga lista de muertes que acarreará a sus espaldas. Aunque Johnny se opusiera con todo su empeño, Velma ya había decidido su profesión, y su hermano se vio obligado a contratar a los mejores asesinos profesionales para que la adiestraran e hicieran de ella una invencible mercenaria. Velma había visto en este oficio la salvación de su alma. El arrebatar vidas de injuriosos criminales producía una satisfacción en ella demasiado peligrosa e incontrolable.

Así pasaron los años, convirtiéndose en la hermana de un importante traficante que hacia su propia fortuna ejecutando trabajos “especiales”.

Velma es humana, es temperamental y jamás va a dejarse pisotear. No puede permitirse tener ningún tipo de emoción ni sentimiento. por lo que se mantiene alejada de cualquier tipo de relación.
Es despiadada, cruel. Se lo han arrebatado todo y el único sentido de su existencia es vagar por la vida como mano justiciera, haciendo pagar a los indeseables su merecido castigo. Preservar la inocencia de los inocentes, es su lema, su excusa, su razón de ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: